Qué visitar

Partiendo del corazón de Asturias hasta su costa centro-oriental, la Comarca de la Sidra se encamina hacia el mar en una sucesión de agrestes acantilados que, de forma casual, se abren para dejar paso a armoniosas y tranquilas playas, dejando atrás valles, aldeas y suaves montañas de las que descienden un sinfín de pequeños ríos que estrellan su cauce en el Mar Cantábrico.

Cabranes es un Concejo suavemente accidentado. Praderas, valles frondosos, y sobre todo bosques autóctonos, conforman un paisaje de gran belleza natural, silencioso, rural, e ideal para disfrutar de la tranquilidad. Los maravillosos bosques y montañas de este concejo invitan a los amantes de la naturaleza a realizar algunas de las rutas señalizadas o simplemente a pasear por los numerosos caminos y sendas que surcan el pequeño concejo.

La naturaleza desbordante, puede combinarse con la cultura visitando la Iglesia románica de San Julián de Viñón, el Museo de la Escuela Rural, o el Museo de Cerámica Popular asturiana de Leopoldo Palacio; o simplemente paseando por los sinuosos caminos de los pueblos, en los que se pueden apreciar numerosas construcciones tradicionales asturianas, casas de labranza, quintanas, hórreos y paneras. Se podrá igualmente rastrear la huella de la emigración, a través de numerosos ejemplos de casas de indianos que salpican el paisaje, y edificios escolares que ayudaron a construir los emigrantes cabraneses.

A lo largo del año son varias las fiestas que se celebran con gran vistosidad y colorido en el concejo, destacando sobre todo el Festival del Arroz con Leche, que se celebra en Santolaya, declarado de interés turístico en 2004, coincidiendo con sus XXV años de historia; el Festival de la Boroña de forna, y la fiesta del Carmen, ambas en Torazu.

En definitiva, un concejo por descubrir, que permite disfrutar de la naturaleza y gozar de todo el sabor tradicional asturiano.

Rincones de Cabranes

Los maravillosos bosques, las praderas, los riachuelos llamados aquí "rieges", los montes, en una armoniosa alternancia que conforma el característico relieve de Cabranes, invitan al paseante a descubrir numerosos caminos y sendas que ofrecen panorámicas impresionantes de las principales formaciones montañosas de Asturias, como los Picos de Europa, la Sierra del Sueve, las Sierras de Peñamayor y del Aramo o las Montañas del Parque Natural de Redes, así como vistas espléndidas de la costa cantábrica y de la Reserva Natural Parcial de la Ría de Villaviciosa. La Coroña de Castru (en la ruta P.R. AS-147), además de estas vistas, guarda los restos de lo que fue un castro o poblado de los primitivos pobladores del Concejo, los cabrangini.

Un tranquilo paseo por los caminos y calles de cualquiera de los pueblos y aldeas del concejo, permitirá al visitante apreciar los rasgos característicos de construcciones tradicionales asturianas, como lavaderos, molinos, llagares, paneras y hórreos, de los que cuenta con un buen número de ejemplares del llamado estilo Villaviciosa. Todo ello podrá ser descubierto a través de la propuesta turística que hace al visitante la "Ruta de la Arquitectura Tradicional", itinerario que partiendo de Santolaya, discurre por la totalidad del municipio. En su inicio, se podrá ver el hórreo reconstruido con piezas antiguas de otro que existió en el pueblo de Madiéu.

Para aquellos que quieran conocer la historia reciente del concejo, proponemos seguir los pasos que el fenómeno de la emigración ha dejado en este territorio, salpicando su paisaje de numerosas casas de indianos con su particular y llamativa arquitectura. Para ello nada mejor que admirar la belleza del pueblo de Torazu, que concentra los mejores ejemplos de estas edificaciones, en armoniosa combinación con casas de tradición asturiana, de corredor y galerías.

Son muchas las muestras de patrimonio de arte religioso que podemos encontrar en Cabranes. Iglesias y ermitas aparecen enclavadas en entornos naturales singulares, y en muchos de los pueblos y aldeas. San Julián de Viñón, declarada Bien de Interés Cultural, es un precioso templo románico del s. XII, con elementos característicos del arte asturiano o prerrománico, que muchos historiadores atribuyen a una construcción anterior, del s. IX. De esta época, es la fundación de la iglesia de San Julián, en Graméu, en el mismo valle, lo que hace pensar en la importancia que tuvo este territorio en época de la monarquía asturiana, y posteriormente, por su vinculación a Covadonga, como residencia de loa abades, y la vía del interior hacia la costa asturiana, ya transitada en tiempos de los romanos y conocida como Camino Real del Puerto de Tarna a la marina de Villaviciosa. También sirvió de ruta a peregrinos del Camino de Santiago, y de ello quedan vestigios como la Peña de Santiago, en el pueblo de La Puerta, cerca de Viñón. Todo el entorno de este lugar, conforma un interesante conjunto donde la cultura, el arte, la etnografía y la naturaleza, con la proximidad del templo románico, el Museo de la Escuela Rural, los restos de patrimonio industrial de la antigua mina de antracitas y el inicio del camino al Área Recreativa de Peña Cabrera (en la Ruta P.R. AS 52).

La belleza del patrimonio histórico la seguimos encontrando en los templos, como la Iglesia de San Martín, del s. XVII, y la Capilla de Ntra. Sra. De la Sienra, del s. XVIII, ambas en Torazu, y ésta última enclavada en una carbayera centenaria (bosques de robles), sobre cuya construcción existe una ancestral leyenda. Entre la iglesia y la capilla, transcurre cada último domingo de agosto la procesión de la fiesta de Ntra. Sra. del Carmen, según la tradición de una cofradía creada en el s. XVII, y que destaca por acoger el desfile de ramos tradicionales más vistoso de cuantos se celebran en Asturias.

Entornos y capillas similares a la de la Sienra, los encontramos también en el Santuario de la Virgen del Carmen, en Arboleya; la capilla de San Antonio, en Fresnu; o la iglesia de San Bartolomé en Pandenes. Lucen también con esplendor, los templos parroquiales de Santa Eulalia, en la que se puede admirar su retablo, y Santa María La Real de Fresnúe.

Porque descubir Cabranes, es conocer también sus costumbres, tradiciones y fiestas. Destaca entre las numerosas que se celebran a lo largo del año, el Festival del Arroz con Leche, declarado de interés turístico regional, que se celebra en Santolaya, coincidiendo con la festividad de San Francisco de Paula, con el que los cabraneses rinden su particular tributo al postre asturiano por excelencia, y del que presumen ser, los mejores elaboradores. Así, cada mes de mayo, Cabranes nos invita a descubrir la Asturias más dulce.

La cultura asturiana está muy presente en el carácter y en el habla de las gentes de Cabranes. Así lo destacó una ilustre cabranesa, la filóloga, María Josefa Canellada (1913-1995), cofundadora de la Academia de la Lengua Asturiana, estudiosa de las tradiciones, cuentos y leyendas, que recogió directamente la tradición oral del Concejo. Entres su obra vinculada a este municipio podemos destacar El Bable de Cabranes (1943) y Montesín (1980), primer cuento de literatura infantil escrito en lengua asturiana.

Cultura Y Tradición

MUSEOS

Museo de la Escuela Rural

En esta antigua escuela, construida en 1908, el visitante se verá inmerso en una atmósfera que le transportará a otro tiempo. A través de una gran colección de mobiliario y material escolar que data de 1911 hasta 1970, el museo ofrece un recorrido cronológico por la Historia de la Educación en Asturias. En él se obtiene una amplia visión sobre el modo de vida de maestros y alumnos en el entorno rural. El Museo pertenece a la Red de Museo Etnográficos de Asturias.

Horario :

 

 

Miércoles de 11:00 a 14:00  Horas. (Día gratuito)
Sábado de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 Horas.
Domingo de 11:00 a 14:00 Horas.
El Museo permanecerá cerrado por vacaciones del 21 de enero al 1 de febrero (ambos inclusive)

 Blog del Museo 

Arte

 

 

  • Iglesia de San Julián de Graméu, fundacion s.IX (restaurada en el s.XIX)
  • Iglesia de San Julián de Viñón, románico del s.XII (BIC) , con elementos prerrománicos del s.IX.
  • Capilla de San Lorenzo de Camás, s. XIII.
  • Iglesia de Santa Eulalia de Mérida de Santolaya, s.XVI.
  • Iglesia de Santa María la Realk de Fresnéu, s. XVII
  • Iglesia de San Martín en Torazu, s.XVII.
  • Capilla de Ntra Sra de la Sienra (Torazu) s. XVIII.
  • Iglesia de San Bartolomé, en Pandenes, s.XVIII.
  • Capilla de San Antonio de Fresnu, s. XVIII.
  • Capilla de San Antonio de Cervera, s. XVIII.
  • Capilla del Santo Angel de la Guarda, en Castiellu, s. XVII.
  • Capilla de Santa Ana, en Madiéu, s. XVIII.
  • Santuario de la Virgen del Carmen, en Arboleya, s. XVIII.

Casa Museo de Leopoldo Palacio

"Museo de la Cerámica Popular"

Ubicado en el pueblo de Piñera, el museo se encuentra en una casa de arquitectura tradicional asturiana. Un recorrido por el mismo nos ofrece una extensa colección de piezas de cerámica popular con una amplia representación de todos los alfares.

Se exhibe además mobiliario, aperos de labranza y otros objetos propios del mundo rural.

Necesario concertar visita

Telefono  325 53 55 89

Email museopiñera@cabranes.es